Saltear al contenido principal

¿Qué trucos se utilizan para limpiar persianas?

¿Qué Trucos Se Utilizan Para Limpiar Persianas?

Limpiar persianas se convierte a veces en una tediosa tarea que a todos nos resulta un verdadero engorro. Son elementos muy útiles para controlar la luz natural que entra en nuestras estancias, así como para aislarlas del frío, el excesivo calor o la lluvia y del ruido del exterior. Sin embargo, lograr que queden relucientes puede llegar a ser una misión imposible si no sabemos cómo llevar a cabo ese trabajo de la mejor manera.

¿Cómo se limpia correctamente una persiana?

No es lo mismo limpiar persianas por fuera que por dentro, sobre todo, si no tenemos acceso por la parte exterior. También hemos de tener en cuenta el material con el que estén fabricadas, ya sea aluminio, tela, madera o PVC, pues cada uno de ellos requiere su debido procedimiento y el uso de un producto específico.

Para obtener los mejores resultados es conveniente conocer algunos trucos y consejos que suelen poner en práctica los profesionales. Recomendaciones que vamos a destacar a continuación y que servirán para facilitarnos mucho la vida a la hora de realizar este cometido.

Emplear la vaporeta o aspiradora

Para llegar a los rincones más difíciles, una buena opción que tenemos a nuestro alcance es utilizar la aspiradora para eliminar por completo el polvo. También podemos emplear la vaporeta, un recurso muy ecológico que, además, nos permitirá acabar con el cien por cien de las bacterias y gérmenes.

Una vez aplicado el vapor, es importante que retiremos la suciedad que haya podido quedar con un paño mojado y, posteriormente, sequemos bien con otro limpio y suave. Lo mejor es ir lama por lama y valernos de una escalera o un palo para llegar a las más inaccesibles.

A la ducha si son desmontables

Hay muchos casos en los que es posible desmontar el cajón y extraer la persiana. Así es muy fácil efectuar su limpieza por fuera, si no tenemos otra forma que nos suponga menos esfuerzo. En este caso, lo mejor es que nos valgamos de la ducha para dejarla como los chorros del oro.

Si son de aluminio o PVC, lo mejor es utilizar agua y jabón y después secarlas debidamente. En el caso de que las persianas sean de madera, es aconsejable que empleemos productos especiales, como el que solemos usar para el parquet. Humedeceremos un paño con este limpiador para darles una pasada y después secaremos con otro suave para que queden brillantes.

Pasar el plumero para el mantenimiento diario

Un buen consejo para evitar que nuestras persianas acumulen suciedad y ello nos complique la tarea es pasar el plumero con regularidad para su mantenimiento. Si quitamos el polvo con asiduidad permanecerán por más tiempo en buen estado de revista y, por lo tanto, pasará más tiempo hasta que tengamos que llevar a cabo una limpieza a fondo. Lo aconsejable es hacer esto al menos una vez a la semana.

Limpiacristales o bicarbonato de sodio para la suciedad incrustada

En ocasiones, las persianas acumulan tanta suciedad que llega el punto en el que su limpieza se complica más de lo esperado. Bien porque nos hayamos relajado con esta tarea y hayamos dejado pasar demasiado tiempo, bien porque las inclemencias meteorológicas las hayan dejado completamente embarradas.

Si observamos que es imposible retirar algunas manchas incrustadas por más que frotemos con agua tibia y jabón, la mejor solución será recurrir a un limpiacristales. Este producto es muy eficaz y arroja resultados asombrosos. En caso de no ser suficiente, podemos probar con bicarbonato de sodio.

Lavado a mano para las persianas de tela colgantes

Las persianas de tela colgantes están de moda por su versatilidad, si bien su mantenimiento requiere una serie de pasos y cuidados especiales. La mayoría hay que lavarlas a mano, para lo cual usaremos una esponja humedecida con agua caliente y detergente o jabón suave.

También podemos retirarlas y remojarlas en una bañera, frotar la suciedad con una bayeta, enjuagarlas y secarlas dándoles pequeños golpes con una toalla. A continuación, las colgaremos y, con el efecto del aire, se acabarán terminando de secar por sí mismas.

Utilizar un cepillo especial de cerdas blandas

Algunos modelos de persianas, como es el caso de las venecianas, se limpian perfectamente utilizando cepillos especiales de cerdas blandas que podemos encontrar en cualquier tienda. Suelen tener un mango y varias piezas alargadas que se pueden introducir entre las lamas, de manera que con una sola pasada podremos limpiar hasta una docena a la vez. Una herramienta ideal para ahorrar tiempo y esfuerzo que suelen emplear los profesionales de las limpiezas industriales.

En conclusión, limpiar persianas es un trabajo desagradecido que podemos simplificar si seguimos los consejos que hemos explicado. En Prinetempresa de limpieza en Barcelona, contamos con un equipo cualificado que atesora una gran experiencia en estas labores, y ofrecemos un servicio de garantía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Fatal error: Uncaught JSMin_UnterminatedStringException: JSMin: Unterminated String at byte 5743: '