Saltear al contenido principal

Limpiezas industriales: tipos y técnicas

Limpiezas Industriales: Tipos Y Técnicas

Las limpiezas industriales pueden ser de diferentes tipos. Prinet es una empresa de limpieza en Barcelona que ofrece servicios de limpieza de distintos tipos en Madrid y Barcelona y sus áreas metropolitanas. El objetivo del artículo de hoy, es ofrecer información sobre las diferencias que existen entre una limpieza industrial y otra. De esta manera, pretendemos que puedas escoger la que mejor se adapte a tu empresa. Trabajamos para que tu nave industrial cumpla con el orden requerido para realizar tu trabajo.

 

Tipos y técnicas de limpiezas industriales

Aunque existen muchos otros tipos de limpieza industrial, vamos a centrarnos en los más comunes. La limpieza más básica es la que se conoce como limpieza manual. Esta clase de limpieza está en la actualidad prácticamente obsoleta, puesto que tan solo permite limpiar zonas muy pequeñas.

 

Sin embargo, la exposición de los trabajadores ante los compuestos químicos de los productos de limpieza es perjudicial para la salud. Por otra parte, tampoco se aprovecha bien el tiempo de trabajo, puesto que la capacidad humana es más limitada que la tecnológica. A pesar de que para ciertos tipos de limpiezas concretas sí es un modelo de limpieza adecuado, en general, no se recomienda en industria.

 

La limpieza por inmersión o remojo es, sin embargo, mucho más versátil. Se utiliza en la industria que tiene máquinas o espacios irregulares. De esta manera, no queda ningún hueco sin limpiar. Mediante unos sistemas de aspersión, se acumula la suciedad para extraerla sin que queden residuos.

 

Si tu empresa tiene cisternas, recipientes, envases o mucha suciedad en el suelo, tal vez sea recomendable la limpieza mediante aspersión. La presión del aspersor se puede regular de forma y manera que atraiga más o menos la suciedad. Cuanta más potencia, más poder de eliminación de suciedad tiene la limpieza. Su poder permite eliminar hasta partículas que no se ven.

 

La limpieza con espuma es otro tipo de limpieza simple. Las necesidades de cada espacio determinan el tiempo de aplicación de la espuma y la potencia de la misma. Se trata de aplicar el producto a modo de jabón para su posterior eliminación. Antes de enjuagar el producto, este debe hacer efecto un tiempo determinado (al menos alrededor de 20 minutos). Durante este tiempo, la suciedad incrustada se ablanda y el producto la atrapa. Así, con una simple mecánica de enjuague, la suciedad es arrastrada.

 

La conocida como limpieza in situ es aquella especializada en limpiar conductos industriales. Se trata de la limpieza desde dentro de los sistemas. Su utilización permite no desinstalar ni desmontar ninguna pieza, pero el espacio para trabajar de los operarios que la realizan es reducido. Aunque sus resultados son positivos, se tarda bastante tiempo en completar el proceso (un mínimo de hora y media). Si las dimensiones de tu nave industrial son grandes, el proceso se alargará.

 

Si ninguna de estas limpiezas industriales se adapta a tus necesidades, o bien quieres información más concreta o a tu medida, no dudes en preguntarnos más sobre nuestros servicios. Contamos con un servicio de calidad que pretende ofrecer a cada uno de nuestros clientes lo que necesita. Por eso, no nos importará adaptar un servicio a tus necesidades y ofrecerte un presupuesto a tu medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola,

¿En que podemos ayudarte?
Powered by
Volver arriba