Saltear al contenido principal

Consejos para lavar tapicería

Consejos Para Lavar Tapicería

El lavado de tapicería es un proceso delicado y que a menudo nos da quebraderos de cabeza. Por eso dedicamos esta nueva entrada en nuestro blog a explicaros qué debéis tener en cuenta a la hora de lavar tapicería.

Los tapizados son complejos de limpiar, y no basta con seguir los métodos que utilizamos en el resto del hogar. Por eso es importante tener en cuenta sus características e incluso contar con un servicio de limpieza profesional si no somos capaces de conseguir un buen resultado nosotros mismos.

La importancia de limpiar bien los tapizados

Los muebles tapizados acumulan polvo y ácaros con gran facilidad. Por tanto, es especialmente importante mantenerlos limpios. No ya por una cuestión de presentación, sino también por salud y para prevenir posibles alergias. Sin embargo, son laboriosos de limpiar.

Por eso, una recomendación extendida es contar siempre que sea posible con fundas o comprar muebles con cojines y piezas desenfundables. Esto siempre facilita el proceso de lavar la tapicería. Aunque no es el único consejo.

Consejos para lavar tapicería

Para empezar, tenemos que distinguir entre las tapicerías de tela y de piel natural. En esta entrada nos referimos principalmente a las primeras, ya que la piel es aún más delicada y requiere de mayor atención.

En caso de que haya alguna mancha en la tapicería, es importante tener en cuenta de qué es, y tratarla de la manera adecuada. No es lo mismo por ejemplo una mancha de tinta que una de orina de nuestra mascota. Así que es recomendable informarse en cada caso concreto y en los casos complejos, contar siempre con una servicio profesional de limpieza.

Por otro lado, para eliminar las manchas lo mejor es siempre tratarlas al momento. Así que si es posible, ¡actúa con rapidez!

Cómo lavar tapicería

En primer lugar, es aconsejable quitar la funda a todas las partes desenfundables posibles. De esta manera, facilitaremos la limpieza de cada parte e incluso podremos poner las fundas a lavar en la lavadora. Aunque en este caso, recomendamos poner un programa cuidadoso, sin demasiado centrifugado, y no utilizar suavizante.

Además, es importante limpiar bien el polvo de las superficies. Especialmente en aquellas partes que no dispongan de funda. De manera que hemos de pasar el aspirador a conciencia o cepillar a mano.

Para profundizar en la limpieza, podemos utilizar agua templada con un poco de amoniaco diluido. Cepillando o pasando un trapo con esta solución podremos conseguir que nuestros muebles tapizados queden bien limpios. En caso de utilizar un trapo, es importante tener en cuenta que según el color puede desteñir y que acabemos teniendo un problema mayor aún. Por tanto siempre es mejor contar con un trapo blanco o de colores muy claros.

Sin embargo, nuestra principal recomendación es tener en cuenta el tipo de superficie, suciedad y manchas antes que nada. Porque en algunos casos podemos necesitar recurrir a otros procesos o productos de limpieza. Especialmente en el caso de manchas persistentes.

Respecto a la hora de dejar secar estos muebles, es importante dejarlos a la sombra. De lo contrario, la tapicería puede perder color.

Servicio profesional para el lavado de tapizados

Dada la delicadeza de estas superficies, es totalmente recomendable contar con una empresa de limpieza que garantice un buen resultado. Porque en ocasiones el resultado de un lavado inexperto puede ser un empeoramiento de la situación. Y porque además, de esta manera podremos evitar el esfuerzo que puede ser limpiar adecuadamente muebles tapizados.

En Prinet somos profesionales de la limpieza en Barcelona, Madrid y Terrassa, y tenemos amplia experiencia en el lavado de tapicería. Por eso, te animamos a contar con nuestros servicios si te enfrentas a suciedad y manchas en tu mobiliario.

No lo dudes más. ¡Llámanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba