Saltear al contenido principal

Cómo limpiar los suelos de oficinas y despachos de forma eficaz

Cómo Limpiar Los Suelos De Oficinas Y Despachos De Forma Eficaz

La limpieza de suelos de oficinas es una de las tareas más demandadas. No en vano, limpiar los suelos de oficinas es una tarea compleja que exige un trabajo profesional para que los empleados y clientes las encuentren en condiciones óptimas.

La limpieza de las oficinas, así como las limpiezas industriales, son un requisito indispensable para que los empleados se encuentren con un entorno de lo más higiénico. Un buen servicio de limpieza se caracteriza por una planificación de sus labores, diseñada para no interferir en los horarios de trabajo de los empleados.

Limpiar los suelos de oficinas paso a paso

Toda buena limpieza profesional de un entorno laboral de despachos pasa por seguir un esquema organizativo como el que, a continuación, resumimos:

– En primer lugar, es importante hacer una primera revisión de la superficie a limpiar. En este sentido resulta fundamental despejarla de cosas con las que podamos tropezar, sin alterar el orden en el que se encuentren. Además, la presencia de los diferentes objetos sobre el suelo solo va a contribuir a complicar una limpieza completa y a fondo.

– El siguiente paso consiste en retirar la suciedad más superficial, como el polvo o los pelos. Barrer con una escoba, pasar la mopa y emplear una aspiradora, según las necesidades de cada tipo de suelo, son las tareas más frecuentes.

– Por último, una vez eliminados los restos superficiales, es el momento de pasar la fregona para sacar brillo al suelo. Extraeremos así la suciedad que lo ha impregnado en forma de manchas. Si el pavimento es amplio, también podemos usar una fregadora mecánica, pues ahorraremos tiempo y esfuerzos.

Clases de suelos habituales en oficinas y despachos

Por lo que respecta a las distintas superficies habituales en las oficinas, cada una de ellas va a requerir la aplicación un método de limpieza específico. En las siguientes líneas los analizamos brevemente:

– Los laminados de madera, como la tarima flotante o el parqué, son trabajados con productos específicos para evitar los arañazos y mantener el brillo. Aparte de las disoluciones de hidratación y protección, interesa aplicarles cera y aceites como los de teca, linaza, pino y oliva.

– Los vinilos destacan por ser muy resistentes. Esto permite que nos ahorremos los productos especiales. Tanto es así que ni siquiera hace falta una segunda pasada para aclararlos. La aplicación de cera viene bien en estos pavimentos tan agradecidos.

– Los suelos de gres rústicos y porcelánicos aguantan bien, aunque hemos de limpiarlos mediante detergente neutro. No con el abrasivo, que puede dañarlos.

– En cuanto al mármol, su porosidad y delicadeza del mármol hacen que convenga evitar líquidos abrasivos, como la lejía. La fregona ha de ser bien escurrida y no podemos olvidarnos de pasar posteriormente la mopa.

– Por último, las moquetas y alfombras requieren que sus manchas sean abordadas con rapidez. Asimismo, se les aplica la aspiradora.

La limpieza de suelos de oficinas debe hacerse con profesionalidad y regularidad, así como con esmero en los equipos informáticos.

Asegura un acabado profesional en tu oficina

La mejor forma de asegurar una buena limpieza de oficinas es contar con un servicio de limpiezas profesional. En el caso de la limpieza de oficinas en Madrid o de la limpieza de oficinas en Barcelona, Prinet cuenta con una amplia experiencia que garantiza el resultado que necesitas para tu espacio de trabajo.

Así que no lo dudes más. Consulta nuestra web para ver todos los servicios que ofrecemos y llámanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Abrir chat
1
Hola,

¿En que podemos ayudarte?
Powered by